martes, 26 de junio de 2012

La carcel de tu desprecio

Después de un mes de prision y casi diez dias sin probar bocado al fin se me iso llevarme algo a la boca , una astuta rata que merodeaba la celda donde estoy recluido callo por fin en mis manos que rico manjar este que deglute para saciar el hambre que me agobiaba en estos ultimos dias de ayuno , era la unica compañia que tenia en esta reclucion que me tiene tu enfermo corazon al encerrarme en el calabozo del olvido creo morire en paz en el recuerdo de tu amor ya no habra rata que robe el tiempo que estuvimos juntos por que hoy la e comido gracias por tus mejores momentos que juntos compartimos .
Publicar un comentario