jueves, 29 de enero de 2015

Para Ti

                                                             

Para ti
todas las noches de insomnio
que pasé imaginándote entre mis brazos,
sintiendo tu respiración
infundiendo un último anhelo de vida a mi ser.

Para ti
todas las gotas de lluvia
que una vez cayeron sobre mí,
cuando mi alma te buscaba
por entre sombras y ruinas.

Para ti
los delirios vehementes
que conmocionaban mi razón
cada vez que sentía inevitable tu partida
sin necesidad que no estuvieras.

Para ti
los pétalos de todas las rosas
que arranqué de mi jardín,
que todavía se conservan entre esta carta
y guardan tu aroma.

Para ti
mi universo de estrellas
donde tú eres el sol
y mis ojos perdidos
en la dimensión de tu mirada.

Para ti
lo más importante:
mi vida
y con ella todo el amor
que jamás dejaré de sentir.

Fueron tantas cosas


 Fueron tantas cosas 
las que yo sentí, 
que tras de las rejas, 
de cara a tus ojos, 
me oyeron decir: 

Dime que me quieres, ¡dímelo por Dios! 
aunque no lo sientas, aunque sea mentira, 
pero dímelo. 
Dímelo bajito, 
te será más fácil decírmelo así, 
y el "cariño" tuyo será "pa" mis penas 
lo mismo que lluvia de mayo y abril. 
Ten misericordia de mi corazón, 
dime que me quieres, dime que me quieres, 
¡dímelo por Dios! 

Te quiero más que a mis ojos, 
te quiero más que a mi vida, 
más que al aire que respiro 
y más que a la madre mía. 

Que se me paren los pulsos 
si te dejo de querer, 
que las campanas me doblen 
si te falto alguna vez. 

Eres mi vida y mi muerte, 
te lo juro, compañero; 
no debía de quererte, 
no debía de quererte 
y sin embargo yo te quiero. 

Por mi salud, yo te juro 
que eres pa mí lo primero, 
Y me duele hasta la sangre 
de lo mucho que te quiero. 

No se me importan tus canas 
ni el sentir de los demás, 
lo que me importa es que sepas 
que yo te quiero de verdad. 

Soy de tus besos cautiva. 
Y así escribí en mi bandera: 
Te he de querer mientras viva, 
compañero, mientras viva, 
y hasta después que me muera...

Llename te necesito


                                                                      Abrázame, protégeme
                                                              te necesito
                                                     rodéame con tus brazos
                                                       lléname de tus besos
                                                              te necesito
                                                       háblame, escúchame
                                                      espérame, perdóname
                                                              te necesito.

¿Qué es amar?


¿Qué es amar?


Amar es una decisión, no es un sentimiento.
Amar es dedicación y entrega.
Amar es un verbo y el fruto de esa acción es el amor.
El amor es un ejercicio de jardinería; arranca lo que hace daño, prepara el terreno, siembra, sé paciente, riega y cuida, estate preparado porque habrá plagas, sequías o excesos de lluvia, pero no por eso abandones tu jardín.
Ama a tu pareja, es decir acéptala, valórala, respétala, dale afecto y ternura, admírala y compréndala.
Eso es todo, ámala y recuerda que:
La inteligencia sin amor .... te hace perverso.
La Justicia sin amor .... te hace implacable.
La diplomacia sin amor .... te hace hipócrita.
El éxito sin amor .... te hace arrogante.
La riqueza sin amor .... te hace avaro.
La docilidad sin amor .... te hace servil.
La pobreza sin amor .... te hace orgulloso.
La belleza sin amor ... te hace ridículo.
La verdad sin amor .... te hace hiriente.
La autoridad sin amor .... te hace tirano.
El trabajo sin amor .... te hace esclavo.
La sencillez sin amor .... te envilece.
La ley sin amor .... te esclaviza.
La fe sin amor .... te hace fanático.
La oración sin amor .... da pocos resultados, y
La vida sin amor .... no tiene sentido.

El principio del amor


El principio del amor


Duele amar a alguien y no ser correspondidos, 
pero lo que es más doloroso es amar a alguien 
y nunca encontrar el valor para decirle a esa persona 
lo que sientes.
Una de las cosas más tristes de la vida es cuando 
conoces a alguien que significa todo y sólo para 
darte cuenta que al final no era para ti y lo tienes 
que dejar ir.
Cuando la puerta de la felicidad se cierra, 
otra se abre, pero algunas veces miramos tanto tiempo 
a aquella puerta que se cerró, que no vemos la que se 
ha abierto frente a nosotros.
Es cierto que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, 
pero también es cierto que no sabemos lo que nos hemos estado 
perdiendo hasta que lo encontramos.
Darle a alguien todo tu amor nunca es un seguro de que te amará, 
pero no esperes que te amen, sólo espera que el amor crezca en el 
corazón de la otra persona, pero si no crece sé feliz porque 
creció en el tuyo.
Hay cosas que te encantaría oír y que nunca escucharás de 
la persona que te gustaría que te las dijera, Pero no seas tan sordo
para no oírlas de aquel que las dice desde su corazón.
Nunca digas adiós si todavía quieres tratar, nunca te des por vencido 
si sientes que puedes seguir luchando, nunca le digas a una persona 
que no la amas si no puedes dejarla ir.
El amor llega a aquel que espera, aunque lo hayan decepcionado, 
a aquel que aún cree, aunque haya sido traicionado, a aquel que 
todavía necesite amar, aunque antes haya sido lastimado y a aquel 
que tiene el coraje y la fe para construir la confianza de nuevo.
El principio del amor es dejar que aquellos que conocemos sean ellos 
mismos, y no tratarlos de adaptar a nuestra propia imagen, porque 
entonces solo amaremos el reflejo de nosotros mismos en ellos.
No vayas por el exterior, esto te podría engañar, no vayas por las riquezas, 
porque aun eso se pierde, no vayas por el color; pues la sangre, 
los músculos, los huesos son los mismos...
Ve por alguien que te haga sonreír, porque toma tan solo una sonrisa 
para que un día oscuro brille. 
Espero que encuentres a aquella persona que te haga sonreír...

Quiciera



                                               Quisiera darte mi amor
                                             quisiera darte mi corazón
                                                pero desde que te vi
                                            te di eso y mas mi amor ...

El Ultimo deseo



El ultimo deseo... A pocas horas en su celda, esperando ser ejecutado, pidió como último deseo papel y lápiz. Luego de escribir por varios minutos, le dijo a su custodio por favor, entregue esta carta a mi madre!! La carta decía así: Madre, creo que si hubiera más justicia en este mundo, tanto tú como yo deberíamos de ser ejecutados. ¡Tú eres tan culpable como yo de mi miserable vida! ¿Te acuerdas madre, cuando llevé a la casa aquella bicicleta que le quité a otro niño igual que yo? Me ayudaste a esconderla para que mi padre no se enterara. ¿Te acuerdas madre, cuando me robé el dinero de la cartera de la vecina? Fuiste conmigo al centro comercial y lo gastamos juntos. ¿Te acuerdas madre, cuando botaste a mi padre de la casa? Él sólo quiso corregirme por haberme robado el examen final de mi grado y a consecuencia me expulsaron. Madre, yo era sólo un niño, luego fui adolescente y ahora un hombre mal formado! Era sólo un niño inocente que necesitaba corrección, y no consentimiento. Te perdono, y sólo te pido que le hagas llegar esta reflexión a todos los padres del mundo, que sepan que ellos son los únicos responsables de formar, a un hombre decente, o a un vulgar delincuente. Gracias madre por darme la vida y gracias también por ayudarme a perderla. Firma ¡Tu hijo, El Delincuente! Si realmente quieres poner un Granito de arena en esta sociedad copia esta reflexión sin duda puede ayudar... Dios bendiga a aquellas madres q se sienten Orgullosas de haber formado hombres útiles a la Sociedad y no delincuentes a los que no les tiembla la mano para arrancar Vidas y robar lo que con tanto sudor y trabajo le cuesta a los demás.

viernes, 23 de enero de 2015

Lobo que llora...

Cuenta una historia que un lobo viajo al espacio, 
por que eran tan grandes sus deseos de quedar con una estrella, 
por su brillo y su belleza que cuando llego a ella y al mirarse
 a su lado, comprendio que le quita el brillo de su belleza a la estrella 
                         y desde entonces llora en las noches, por saber que el no era para ella ...